Cuidado con las gafas premontadas

19.02.2018

Comparativa entre gafas graduadas y premontadas
Comparativa entre gafas graduadas y premontadas

Todos las conocemos aunque tal vez con otros nombres: gafas de farmacia, gafas lupa o mi preferida, gafas sin graduación; fueron ideadas para ser usadas por aquellas personas que en momentos puntuales  no tienen a mano su gafa de cerca.

A medio y largo plazo, su elección puede resultar más cara de lo que pensamos

Las podemos adquirir  en cualquier establecimiento: farmacias, gasolineras, kioskos de prensa... y son realmente económicas. Pero tal vez a medio y largo plazo resulten ser una elección más cara de lo que pensamos. ¿Por qué?

  1. Sus lentes son de muy baja calidad óptica. en ocasiones con aberraciones. No es raro encontrar a personas que las usan, tienen varias y dicen ver mejor con unas que con otras a pesar de tener la misma graduación.
  2. Ambas lentes tienen la misma graduación, cuando no todo el mundo tiene la misma graduación en ambos ojos.
  3. La graduación de las lentes no siempre se corresponde con la que se indica y/o creemos que estamos comprando.
  4. Están montadas con los centros de las lentes a una distancia estándar, cuando no todo el mundo tiene la misma distancia entre sus pupilas. Este descentramiento en el montaje puede ocasionar malestar: dolor ocular, de cabeza, etc.

Por tu salud visual, desde Optibéjar te aconsejamos que sólo las utilices como medida de urgencia y el menor tiempo posible. Y que siempre que puedes optes por una gafa graduada.